Archivo de la categoría ‘Viajar en bicicleta’

NUEVA RUTA DE VEGAVENTURA

. SABADO 27 DE NOVIEMBRE 2010

Ruta de la Rogativa:    
Es un itinerario circular de gran belleza, recorre siempre
caminos de tierra por las estribaciones del calar de Ortiz
y el cerro de Alazor, siempre con vistas al pico de Revolcadores,
Villa fuerte y la Cuerda de la gitana. La ruta discurre entre los
1.000 y los 1.400 mtrs. de altitud. Se pasa por una senda trialera
de nivel de dificultad medio-bajo que nos conducirá al valle de la
Rogativa. Siempre acompañados por las sabinas, pinos y enebros que
salpicados por los campos y laderas son inmejorables testigos de una gran aventura. Punto de partida: a convenir por los participantes
HORA DE SALIDA HACIA LA RUTA: LAS 6.30H.
Hora de regreso: las 17:00H.
Inicio ruta: Ermita de la rogativa.
Duración de la ruta: 4-5 h.
Dificultad física y técnica. Media
Desnivel de subida acumulado: 560 m.   

 Precio: 35 €

Incluye: Viaje, Guías, asistencia mecánica en ruta, seguro actividad, avituallamiento. 

No es una carrera, hay buen ambiente, compañerismo y ganas de disfrutar de  una ruta en bicicleta.

Reducir costes en el viaje

Es posible que tengas ganas de iniciarte en el cicloturismo pero no acabes de tenerlas todas contigo por el posible agujero rojo en tu cuenta bancaria. Para que esto no suceda, aquí tienes unas cuantas ideas que pueden ahorrar mucho dinero.

El primer paso es una labor de investigación para no establecer la posible ruta por zonas turísticas demasiado costosas; de esta forma conseguirás anticiparte a los problemas menos pensados y estar preparados antes de iniciar la ruta.

Puedes reunir a varios amigos para que te acompañen y podáis compartir los gastos.

Hazle una buena puesta a punto a la bicicleta en un taller especializado; así evitarás que pueda haber cualquier rotura de alguna pieza cara.

Llevar una tienda de campaña y dormir en zonas de acampadas de bajo coste.

Comprueba los servicios públicos que a veces ofrecen los pueblos para pasar una noche gratis, como el césped de los parque, colegios, parque de bomberos, etc. Quizá la mejor fuente de alojamiento gratis son las iglesias y monasterios. Muchos tienen baños, duchas, cocinas, y la hospitalidad que te ofrecen es inigualable. Además de la experiencia, los desayunos y cenas son baratos y contundentes. No te olvides de tu lista de contactos sociales, tías, tíos, o primos lejanos; si les dices que vas a pasar cerca, es posible que te ofrezcan sus casas para pasar la noche. En cualquier caso, localiza los alojamientos rurales o albergues disponibles en tu zona de recorrido.

Si decides alojarte en un motel, recuerda hacer la reserva con antelación para que se abarate el precio.

Seguro que la mejor zona de avituallamiento son los puestos de carretera de los hortelanos, donde encontrarás alimentos frescos a un precio razonable.

A la hora de comer, puedes prepararte tú mismo la comida si te has provisto de una olla, algún utensilio de cocina, carbón o un hornillo que puedas llevar en la mochila.

Pero sin duda que el mejor consejo para que consigas ahorrar dinero en tu viaje es que muestres una personalidad alegre y abierta; de todos es conocido que un gesto amable es la llave que abre las mejores puertas.

Volver a arriba